HISTORIAS DE LA HISTORIA SIN FIN (parte 2)


Dentro de la pandemia.


#porter #lahistoriasinfin #sol@ #ranchito #sonambulo #roma

 

Tras el primer viaje a Chapala, todo parecía indicar que el proceso de creación sería fluido y constante, sin embargo apareció algo que no entendíamos y que estaba inundando al mundo entero: Covid 19.


De un momento a otro aparecieron en nuestras vidas un conjunto de condiciones nuevas y difíciles de creer. Recuerdo como Villor me decía que seria necesario encerrarse, lo cual en un inicio tome con escepticismo y parecía mas bien una broma de mal gusto. Así llegaron los primeros quince días de cuarentena en Guadalajara y lo que mas me impresionó, fue ver como las rostros se ausentaban de las calles. Inédito, incomprensible... pero finalmente real. Una nueva forma de vida estaba iniciando.


El ritmo de trabajo inevitablemente se aletargó, nuevas modalidades para componer y producir fueron necesarias. Retomamos el trabajo, pero ésta vez a través de una pantalla, ya que seria imposible reunir en un solo espacio a toda la banda. El mundo entero cambió y una incertidumbre inundó nuestros pensamientos.


Con Villor fuimos dando forma al "Waltz" (Sonámbulo), por su parte David grabó unos bosquejos de letra y melodía con muy buenos resultados. El reto era hacer sonar fluído y natural un ritmo en 3/4 sobre una canción más cercana al rock pop. Buscábamos un final épico, comentamos sobre el uso de una sección de metales. Después de escribir los arreglos, llamamos a la Chilakil Brass, que con su sonidos grandiosos terminaron por coronar la canción. Y así fue, como poco a poco y con la participación de toda la banda se alcanzó la forma del que sería el primer sencillo. .



Con Bacter, un apasionado del audio y de la experimentación acústica, pusimos en práctica algunas técnicas poco comunes para generar sonidos de batería en varias canciones. En ocasiones usamos cosas que no eran precisamente tambores.



David llevo una idea con una melodía excelente con la que construimos "Sol@", una canción sencilla y atractiva, de esas que sirven para muchas ocasiones. El ambiente que contiene es contagioso y rico para bailar, una influencia "ochentera", además de buscar una fuerte emotividad. En el coro final todo el equipo colaboro con sus voces.



De algunas sesiones entre Bacter y David llegó una muy buena idea que se convertiría en "Roma". Esta canción es bastante congruente con la temática que habíamos estado escribiendo, entraba como anillo al dedo a lo que veníamos haciendo.

Fer trajo un grupo de ideas con las que conformamos "Ranchito". Ésta canción tenía clara la historia que quería contar, sin embargo pasó por varias etapas con diferentes ritmos y estructuras. Tomó más tiempo de lo que esperábamos, no fue nada fácil, el tempo no es fijo ni tampoco el compás. Tuvimos que abandonarla un tiempo para regresar a ella con un oído más fresco. Algunas veces es necesario.

Lo que si decidimos con más rapidez, fue la inclusión por segunda ocasión de la Chilakil Brass, pero ahora le pedimos un sonido más a banda, a sonido tradicional de pueblo, la tuba, la trompeta y el clarinete tienen un papel importante en la narración de esta historia.





Algunas canciones se auto generan, se tiene la impresión de que solas van creando su propio rumbo y su producción adquiere un ritmo imparable, pero hay otras que necesitan varias visitas, y en ocasiones es necesario el abandono y la re consideración futura. A estas alturas ya teníamos algunas ideas bien desarrolladas y en otras no se veía el camino que tomarían. Sin embargo, el disco comenzaba a tener personalidad, el título no lo teníamos claro, pero encontramos un grupo de historias diversas e interesantes.

Era 2020, año de la incertidumbre. Teníamos claro que hacíamos un disco, pero no la fecha de salida o si habría gira, tampoco nos pasaba por la mente la idea de que faltaba más de un año por esperar...

101 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo